Fotografia de Paco Candel y logotipo de la Fundación
Inicio La Fundación Actividad Francisco Candel Paco Candel: Catalunya, un sol poble
Actividad

» Editoriales
» Noticias
» Fulls candelians
» Observatorio social


» Català


Asamblea del asociacionismo cultural catalán en el Palau de la Generalitat
23/02/2012

Los participantes en la asamblea del Ens de Comunicació Associativa. Treinta años han llevado al movimiento asociativo cultural desde la historia a conquistar su futuro. Es el tiempo que separa la celebración del I Congrés de Cultura Tradicional i Popular (Barcelona 1981 - Girona 1982) de la asamblea que el Ens de Comunicació Associativa celebró hace unos días en el Palau de la Generalitat. El acontecimiento de aquel congreso fue un estallido: casi tres mil participantes y las casi trescientas ponencias y comunicaciones presentadas desbordaron la capacidad del Palacio de Congresos de Montjuïc y el acontecimiento, que se tenía que celebrar en un fin de semana, terminó un año después en la Casa de Cultura de Girona, tras catorce reuniones sectoriales en todo el territorio, donde la cultura popular y tradicional llenó de fiesta las plazas y las calles.

Aquel Congreso inició un proceso que ha durado tres décadas y ha estructurado el mundo de la cultura popular y tradicional, con la celebración de nuevos congresos sectoriales y la creación de estructuras federativas, ámbito por ámbito. Las Sociedades Musicales constituyeron su federación en Sant Carles de la Ràpita en 1981. Los ateneos volvían al Centro de Lectura de Reus para celebrar su tercer congreso tras tres cuartos de siglo: de allí surgió el proyecto de la actual federación. En el seno de la Expocultura de 1984, los Coros de Clavé pusieron sus estructuras al día celebrando un congreso. En 1985, Igualada acogía el Primer Congreso de Teatro Amateur de Catalunya del que surgió la Federación, y los Pesebristas también creaban la suya. En Sabadell se constituyó la Agrupació de Colles Geganteres, en Manresa el Agrupament d'Esbarts Dansaires. El 1989 se constituyó la Coordinadora de Colles Castelleres. En 1990, la Federación Sardanista de Catalunya. El 1992 nacía la Coordinadora de Centros de Estudios. Las asociaciones de La Roda, que surgió en 1977, se constituyeron en Fundación en 2003, y como ella la mayoría de los ámbitos que hoy integran el Ens de Comunicació Associativa, como es el caso del Movimiento Coral Catalán que desde el 1995 agrupa varias organizaciones federativas, entre ellas el Secretariado de Corales Infantiles. En el mismo proceso fueron surgiendo la Agrupació de Trabucaires, la Agrupació del Bestiari Festiu, la Coordinadora de Pastorets, la Federació de Diables i Dimonis, los grupos culturales del Gran Oriente de Catalunya. La Fundación Paco Candel se unía al proceso con el afán de devolver a las asociaciones tanto como estas habían hecho por el autor de Los otros catalanes.

Ha sido un largo proceso el que ha conducido al movimiento asociativo hasta aquí. En medio de todo, el sardanismo se autoconvocaba a congreso, cosa que también hacían las corales con ocasión del Año Clavé en torno a 1999. En 1987 se había celebrado el segundo Congreso de alcance global convocado por el Centro de Promoción de Cultura Tradicional y Popular Catalana, que fue una útil reflexión en torno a las ponencias encargadas a destacados expertos, marcando la política popular del Departamento de Cultura.

Al margen de la administración, pero con su apoyo, la Federación de los Coros de Clavé, la Federación de Ateneos, la Federación de Grupos Amateurs de Teatro y los Clubes Unesco de Catalunya iniciaban una interesante experiencia de reflexión con los Debates en el Territorio, una plataforma que pretendía hacer prospectiva sobre el futuro del asociacionismo. De las conclusiones de estos debates surgió la necesidad de crear una plataforma que uniera voluntades en el afán de proyectar adecuadamente la actividad asociativa hacia los medios de comunicación y pedir a las diferentes administraciones un trato de acuerdo con la importancia del conjunto de la cultura popular. Pronto se aprobaron los estatutos del Ens, creando la oficina de comunicación que pronto convocó el I Congreso del Asociacionismo Cultural Catalán, que nos ha traído hasta aquí sobre bases tan concretas como hacer una adecuada divulgación de la actividad asociativa, integrar y comprometer a la juventud en la dirección de las asociaciones, volver a ser un espacio abierto a la integración de recién llegados y potenciar la defensa de la lengua y la cultura propias de Catalunya.

Los objetivos principales han sido conquistados con la proyección al conjunto de los medios de comunicación, de la que ha sido una evidencia la información que los últimos años ha dedicado Televisión de Catalunya a la divulgación de tradiciones festivas y costumbres, antes marginadas. El segundo objetivo era hacer de puente con las instituciones públicas. Justo es decir que la última asamblea celebrada en el Palau de la Generalitat es la culminación de un proceso en el que los representantes del Ens de Comunicació Associativa han sido atendidos en todas las instancias, desde el Parlament, donde se ha informado a los grupos políticos que lo integran, hasta los ayuntamientos, las diputaciones y los organismos del gobierno de la Generalitat. Se puede decir que las personalidades más representativas de la política catalana -tanto en la oposición como en el gobierno- han atendido al Ens. Lo hizo el presidente Montilla y lo ha hecho ahora el presidente Mas.

Podríamos decir que se ha conseguido la deseada normalidad, incluso en un momento tan delicado como este, en el que la economía imposibilita complacer a todo el mundo. Una antigua demanda que fue la principal conclusión de aquel congreso que movilizó tanta gente ahora hace treinta años, la creación de un instituto para el asociacionismo y la cultura popular fue nuevamente puesta a la consideración del ejecutivo, desde el planteamiento que aconseja poner en manos de la sociedad civil las instituciones que esta pueda asumir.

El presidente Mas, haciendo gala de un claro conocimiento de la cuestión, acogió la propuesta anunciando que se tratará en el seno del gobierno. Sus palabras acabaron por complacer a los representantes de las federaciones, que ya disfrutaban y elogiaban el hecho de que la asamblea se pudiera celebrar en el propio Palau de la Generalitat, tan y tan significativo para todos los presentes.

Editorial del número 50 de la revista digital Tornaveu.

Enviar a Delicious Enviar a Digg Enviar a La Tafanera Enviar a Mename Enviar a Facebook Enviar a Twitter

Los presidentes de las instituciones miembro del Ens con el presidente de la Generalitat. De izquierda a derecha: Manel Cubeles (Secretariat de Corals Infantils de Catalunya), David Sunyer (Moviment Coral Català), Josep Cruells (Federació de Cors de Clavé), Jordi Agut (Coordinadora de Colles Castelleres de Catalunya), Antoni Ortiz (Federació Catalana de Societats Musicals), Alfons Udina (Agrupament de Bestiari Festiu i Popular de Catalunya), Antoni Moliné (Coordinadora de Trabucaires de Catalunya), Lluís Puig (CPCPTC), Josep Ma Porta (Federació Catalana de Pessebristes), Antoni Viñes (ADIFOLK), Lluïsa Celades (Fundació La Roda), Bartomeu Puig (Federació Sardanista de Catalunya), Gilbert López, (Agrupament d’Esbarts Dansaires), Artur Mas (President de la Generalitat de Catalunya), Antoni Carné (ENS), Oriol Illa (Moviment Laic i Progressista), Josep Ma de Ramon (Coordinadora de Pastorets de Catalunya), Josep Rafecas (Federació de Grups Amateurs de Teatre de Catalunya), Josep Santesmases (Coordinadora de Centres d’Estudis de Parla Catalana), Pere Baltà (Fundació Candel). (Fot. J. Contreras).El presidente del Ens, Antoni Carné, leyendo su discurso de apertura (Fot. J. Contreras)El presidente de la Generalitat saludando al presidente de la Fundación Candel, Pere Baltà. (Fot. J. Contreras)

Fundación Privada Paco Candel - info@fundaciocandel.org - Acerca del sitio